¿Cuánto poder das a los demás sobre tus objetivos?

Esperar que los demás, hagan, digan y actúen como a mí me gustaría, para que yo consiga mis objetivos, es dejar el control de mi destino en otros, en agentes externos que no dependen de mí.

En mis relaciones con otras personas me he frustrado muchas veces porque no me han “leído la mente”, no han acertado justo con lo que yo necesitaba, o no han estado a la altura de mis expectativas ¿Que he conseguido con esa actitud? ¿Algo positivo? No, pero si mucha frustración.

melioora_coaching_blog_poderEl objetivo no estaba en mi mano, no dependía de mí, dependía de otra persona, y en muchos casos dichas personas ni siquiera tenían los datos, porque para hacerlo más difícil lo tenían que adivinar. Por poner un ejemplo, comiendo un plato de sopa quieres el salero, si no lo alcanzas tienes dos opciones, pedirlo  o levantarte a por él; si el objetivo es tener el salero en tus manos, ¿Qué sentido tiene insinuar “que sosa esta la comida”? ¿Qué sentido tiene esperar que adivinen lo que quieres? ¿Te ayuda para tu objetivo?

Muchas veces he dado por sentado que una persona, pareja, amigo, familiar, compañero o hasta los jefes, tenían la obligación de saber lo que necesitaba y dejaba en sus manos todo el poder a la hora de conseguir lo que quería. “Es obvio”, “es evidente” y “está clarísimo” son frases que nos decimos y nos creemos. ¿Para quién esta tan claro? ¿Para quién esta sosa la sopa? ¿De qué te sirve decir “es evidente”? ¿Qué pasa cuando no ocurre lo que esperas?

A través del coaching he aprendido que tenemos mucho más éxito a la hora de conseguir nuestros objetivos cuando los compartes y comunicas, que cuando esperas que alguien lo consiga por mí o adivine lo que necesito que haga por mi.

Este cambio de actitud ha sido muy revelador para mí. He dejado de esperar, he tomado las riendas y si necesito algo lo pido con el corazón, de forma sincera y asertiva, de esta manera si lo que quiero es un abrazo consigo el abrazo y si es algo más complejo, analizo como conseguirlo, los pasos que dependen de mí y los que dependen de los demás y se los comunico y explico consiguiendo que mi nivel actual de éxito a la hora de conseguir mis objetivos sea de un ocho sobre 10.

En un proceso de coaching un profesional te ayuda dar este gran paso y este cambio de observador que te convertirá en protagonista de tu historia. Un coach te guiará para que definas tu objetivo y un plan de acción que comunicar a las personas implicadas, a pedir recursos o ayuda y a entrenar contigo las acciones que te propongas para conseguirlo.

¿Quieres empezar a trabajar en tu objetivo?

Apuntate a #QuieroCoaching y disfruta de una interesante propuesta para empezar a trabajar en tus objetivos, y sobre todo hacerlos realidad.

Saber más sobre Coaching Ejecutivo

 

 

 

 

Image courtesy of digitalart at FreeDigitalPhotos.net

Artículo escrito por

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.